Carral es reconocido por la excepcional calidad de su pan. Más de 20 panaderías mantienen una antígua tradición, que producen de forma artesanal y tradicional un pan de miga esponjosa y coda crujiente, ambos con sabor característico a trigo.

El pan de Carral, producto artesanal elaborado de forma tradicional, alcanza importancia por distintos factores: por la calidad de los cereales con los que se elabora (que históricamente procedían de los suelos fértiles del Val de Barcia, que siempre dieron productos de gran calidad gracias a la presencia del río y su clima) y la forma de elaboración del Pan. Aunque también hay que resaltar la importancia de la situación de Carral, entre ciudades importantes donde la compra-venta de productos agroalimentarios era mayor.

pan-de-carral

En cuanto a la forma de elaboración del Pan de Carral, de forma artesanal y tradicional, se ha caracterizado siempre por ser amasado de forma manual y con trigo de país o con poca mezcla del de fuera. También es importante que los cereales sean molidos con piedras finas que dan unha harina también fina y y mezclada con un fermento que podría ser masa de la que parten las anteriores hornadas o una propia que se hacía con harina de trigo. En este proceso también es importante la cocción, que antíguamente se caracterizaba por la realización en hornos de leña (familiares o comunitarios) y que dan una calidad especial al pan.

El amasado y los hornos, afectados por los avances tecnológicos, hicieron desaparecer los métodos rústicos de hacer pan, pero sustituyéndolos por formas parecidas que hacen que se conserve la calidad típica gracias a las habilidades y secretos de los panaderos carraleses.

El conocido como Pan de Carral es un bollo llamado “molete” o “bolo de moño”. El Pan de Carral es de los de mayor reconocimiento tanto en Galicia como en muchas partes de España. Así, a diario embarcan algunas piezas de pan en aviones que se dirigen a Madrid o Barcelona, para que restaurantes de primera calidad se lo puedan ofrecer a sus clientes.

La mayor parte de la producción se distribuye por el municipio, en la ciudad de A Coruña y por la comarca de As Mariñas.

Empanada de Carral, otra estrella de la gastronomía local

empanada-carral

La empanada es otro producto estrella de la gastronomía local. Con masas elaboradas de igual forma que el pan y con rellenos procedentes del mar (atún, bacalao, berberechos, zamburiñas, pulpo… ) o del campo (carne de ternera, pollo… ), persiguiendo siempre la máxima calidad de los ingredientes, las panaderías de Carral venden cientos de quilos de empanadas cada semana.

Tanto el pan como la empanada de Carral protagonizan su fiesta gastronómica: la del pan en el mes de Mayo, y la de la empanada en el mes de Septiembre de cada año.